¿Qué es un One Pager?

 
 

La buena primera impresión

Seguro que has oído alguna vez que sólo hay una oportunidad para causar una buena primera impresión. De ser así, es probable que el One Pager sea esa única oportunidad para tu startup de cara a ciertos públicos.

Este documento es “un resumen del resumen ejecutivo” de la empresa que suele –debe– ocupar una sola cara de un folio. Es la carta de presentación de las startups cuando se dan a conocer ante audiencias en las que quieren despertar un interés que tiene que ver con los grandes hitos de la compañía: inversores, instituciones, programas…

El One Pager es la versión extendida de la tarjeta de visita de la empresa o la versión reducida del resumen ejecutivo.

 

Mírame. Soy sexy.

El objetivo del One Pager no es otro que el de buscar que se fijen en tu empresa. Despertar interés. Resultar sexy y conseguir que quieran conocerte más, que les cuentes más.

El One Pager ha de recoger los aspectos más significativos de tu proyecto, aquello que os hace diferentes o, mejor aún, relevantes.

 

Pero ¡eh! ¡Mírame! ¡Aquí!

Es fundamental ser conscientes del contexto en el que se reciben estos documentos. Puedes estar de suerte y ser el único que envía su One Pager en un determinado momento o puede ocurrir que tu resumen ejecutivo sólo sea uno más de una pila de otros tantos.

En cualquier caso, es más que probable que tu preciada obra a la que has dedicado horas o días, apenas goce de unos segundos de atención (con suerte, minutos).

Piensa en lo que nos cuesta leer cualquier texto que nos llega sin haberlo buscado: un folleto, una web, una newsletter, un post… La lectura suele ser en diagonal y buscamos los dos o tres puntos claves que nos ayuden a decidir si leer más en profundidad o no.

Aplicando esto al One Pager, hemos de ser capaces de evidenciar esos puntos cruciales y exponerlos de tal forma que nos quede la tranquilidad de haber hecho todo lo posible para que se reciba nuestro mensaje. Luego trataremos de convencer, pero primero vamos a asegurarnos de que tenemos la oportunidad de hacerlo.

Y aquí entra en escena el diseño.

El One pager sólo tiene unos segundos para captar la atención y contar quién eres, qué haces y por qué eres importante para quien recibe el documento.

Si te gustas, gustas.

Es fundamental ser conscientes de cuáles son nuestros puntos fuertes y ponerlos en valor. Hemos de ser capaces de identificar cuanto más aspectos prometedores, únicos o diferenciadores de nuestro proyecto, mejor.

Hecho esto, toca jerarquizar la información y organizar cómo queremos que la descubra el que está al otro lado.

El One Pager es el lugar para mostrar seguridad y confianza en lo que se está construyendo, sin caer en la soberbia.